Julio y Agosto son meses en los que muchos ciudadanos se van de vacaciones a diferentes lugares, son días de descansar, disfrutar y pasarselo bien pero no podemos bajar la guardia y debemos seguir siendo activos en la protección de datos, afrontando las situaciones de riesgo que se presentan en la época estival.

En vacaciones solemos cambiar las rutinas, viajamos, nos movemos y visitamos muchos nuevos luagres junto con nuestros amigos o familia. La actividad estival hace que tomemos más imágenes desde nuestros dispositivos electronicos (móviles, tablets…) en donde recogemos los lugares que hemos ido a visitar, fotos o videos con nuestros amigos, fiestas etc.. Compartir parte de esas fotografías  en una red social es algo habitual para algunas personas y entraña algunos riesgos.

Según datos del e Investigaciones Sociológicas (CIS), 1 de cada 4 personas  se ha arrepentido alguna vez de haber colgado algo en una red social. Piensa en quién podrá ver tus fotos antes de pulsar el botón de compartir en tus redes sociales. Si tu perfil es accesible para los buscadores, ten en cuenta que cualquiera podrá ver, por ejemplo, las fotos, vídeos o comentarios que publicas. Una vez que tu perfil ya no sea accesible para los buscadores, piensa también en que las personas a las que das acceso a tu información eligen a su vez quien puede tener acceso a su perfil. Si compartes una foto con tus seguidores o amigos en una red social y uno de ellos indica que algo le gusta, un amigo de amigo, al que no tienes por qué conocer, puede terminar viendo esa imagen. Y es posible que haya situaciones que quizás no quieres compartir con desconocidos.

 

Siguiendo con los datos del CIS, un 12.2% de los encuestados afirma haber tenido problemas por contenidos que otros han colgado en una red social. Debemos recordar que necesitamos consentimiento de las personas que aparecen en las fotos que tomamos antes de compartirlas en Internet o de sus padres o tutores en el caso en que aparezcan menores. Pasos a seguir para proteger sus datos:

 

  • Evita decir donde te encuentras durante tus vacaciones
  • No te fíes de los WIFIs “gratis” y ordenadores compartidos
  • Adelántate al robo o pérdida de tus dispositivos

 

Toma todas las precauciones oportunas para disfrutar y proteger tus datos y los datos de todas las personas que te acompañan.