La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decretado que Amazon debe cumplir con la normativa del sector postal ya que “realiza labores de operador postal”. El regulador ha concluido que Amazon Spain Fulfillment, S.L. y Amazon Road Transport Spain, S.L.-, sociedad que articulan la actividad de sus centros logísticos en España y el transporte de sus mercancías, “tiene la consideración de postal”

En la práctica esto se debe traducir en que Amazon debe estar inscrito en el Registro General de Empresas Prestadoras de Servicios Postales dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Según esta resolución debe hacerlo y presentar su declaración de inscripción dentro de un plazo de un mes desde la publicación de esta resolución.

Según la CNMC, esta declaración responsable implica el compromiso de cumplir no solo con exigencias de la normativa postal como la protección de los datos y la privacidad de los usuarios, sino con el resto de la legislación aplicable mencionada en la Ley Postal.

En esta misma línea, en la medida que Amazon emplea colaboradores para la realización de sus actividades de mensajería y paquetería deberá velar porque estos cumplan con estas mismas exigencias en el plazo de un mes.

Estamos ante un importante golpe al modelo de Amazon, que hasta ahora no se había regulado por esta Ley Postal y le permitía tener cierta flexibilidad en el tratamiento de los datos de sus clientes. Unos datos que muchas veces utiliza para hacer publicidades y gestionar otros servicios del mismo universo Amazon, como Prime Video o Prime Music.

Comercio electrónico

Según la CNMC, se ha procedido a analizar pormenorizadamente el modelo de negocio y las actividades realizadas por Amazon para valorar si tienen amparo y son coincidentes con las labores efectuadas por otros operadores postales que intervienen en el mercado de la mensajería y paquetería. Efectuado el examen de sus actividades a la luz de la normativa postal, tanto nacional como de la Unión Europea, se concluyó que el modelo de negocio de Amazon implica la realización de actividades de carácter postal.

Para la CNMC, el hecho de que Amazon tenga como actividad principal el comercio electrónico y que su modelo de negocio tenga como soporte principal una plataforma electrónica no excluye ni impide que pueda realizar funciones que tengan la consideración de carácter postal. Las labores objeto de estudio en este expediente tienen perfecto encaje en la normativa postal frente a otras opciones consideradas como las del sector transporte o logístico.

La singularidad de que Amazon -previo pago- ponga a disposición de terceros comerciantes minoristas sus servicios de mensajería y paquetería, y no los utilice en exclusiva para la entrega y distribución de los productos de su inventario, excluye que puedan quedar exentos de la normativa postal por la vía de la autoprestación.

Transportistas

Que Amazon recurra a distintos operadores del sector postal para complementar sus servicios de mensajería y paquetería ejerciendo una influencia y control intenso sobre éstos colaboradores les distingue de otros comerciantes o distribuidores minoristas (que operan on- y off-line) que se limitan a subcontratar un servicio de paquetería y le dota de una capacidad de dirección sobre la prestación del servicio similar a la de cualquier otro operador del sector.

Contar con la autorización de transportista no excluye del cumplimiento de la normativa postal si además del transporte se realizan otros cometidos que tienen el carácter de postal tal y como reconoce la Ley del Sector Postal al establecer la necesaria coordinación entre el Registro de Transportes y el de Empresas Prestadoras de Servicios Postales.

Por último, la Resolución establece que lo dispuesto en este expediente será de aplicación a cualquier otra empresa de Amazon que, a futuro, y como consecuencia de la reestructuración y reorganización del Grupo, pudiera realizar las actividades que han sido analizadas y descritas en este expediente