Acceder a la red a través de ordenadores públicos, o con nuestros dipositivos portátiles (tabletas, móviles androids, ordenadores…) haciendo uso de las redes Wifi de centros comerciales, pubs, restaurantes y en general toda clase de lugares públicos, puede resultarnos de gran utilidad y sacarnos de algún que otro apuro pero no debemos olvidar que también conlleva mayores riesgos que hacerlo desde una red privada.

Los ciberdelincuentes saben bien que en  verano el uso de las redes Wifi públicas se intensifica y, ni cortos ni perezosos, hacen todo lo posible  para sacar provecho de tal circunstancia.

En consonancia con esta realidad  la Oficina de Seguridad del Internauta ha publicado una serie de recomendaciones de las que nos parece necesario hacer eco:

  • Utilizar la opción “navegación privada” (en Firefox), “Incógnito” (en Chrome) o “InPrivate” en Internet Explorer  para que elimine el rastro de las páginas que hemos visitad.
  • Instala algún complemento en el navegador que fuerce el cifrado de los datos (https).
  • Evitar, en la medida de lo posible, realizar transacciones económicas ni operaciones que requieran la introducción de credenciales, especialmente si se trata de servicios críticos: banca online, compras, acceso al correo de la empresa, etc.
  • Activar la opción verificación en dos pasos , también conocida como doble verificación, que ofrecen muchos servicios como Facebook, Gmail, Hotmail, LinkedIn o Twitter.
  • Cerrar las sesiones de todos los servicios a los que hayas accedido.
  •  No facilitar información que pueda comprometer tu privacidad/seguridad o la de los demás a través de redes sociales, correo electrónico, mensajería instantánea, etc.