El emprendedor barcelonés Pau Jené ha presentado Geonick, su red social “de segunda generación”. Se distingue de las actuales porque no comercia con datos de usuario, no introduce publicidad y asegura que “nunca estará en Google algo que alguien haya escrito en ella”. Su propuesta es ofrecer un espacio en el que los internautas puedan encontrar a personas que compartan sus mismos intereses, aficiones o inquietudes.

La idea de crear Geonick es del propio Pau Jené. Trabajó en su desarrollo con la colaboración de dos equipos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC): el inLab de la Facultad de Informática de Barcelona (FIB) y el Equipo de seguridad para la coordinación de emergencias en redes telemáticas (esCERT-UPC).

Geonick se define como “la red social de la siguiente generación” porque rompe con los patrones de funcionamiento de las actuales. “Nosotros no queremos acceso a tu libreta de direcciones porque no queremos poblar Geonick de forma masiva”, explica su creador.

La independencia de esta red social también es algo que destaca Pau Jené, ya que asegura que es una “red social independiente” porque “nunca estará en Google algo que alguien haya escrito en Geonick”. Otro de los aspectos diferenciales es la facilidad con la que un usuario puede darse de baja: con un solo clic. “La fidelidad del usuario queremos ganárnosla, no imponérsela”, justifica Jené.

La red social ha sido bautizada por él mismo como una red social “slow”, un lugar donde navegar sin prisas ni necesidad de competir por acumular amigos o seguidores. De ahí el cuidadoso diseño de la web, que sugiere una vuelta a tiempos pasados sin renunciar a la inspiración de las nuevas tecnologías.

Modelo “freemium”

Geonick propone un modelo ‘freemium’ en el que las personas que pagan tienen más servicios que las que no pagan. Sin embargo, desde la red social defienden que el precio (9,95 euros el año) no supone un gran coste y, en cambio, permite vivir una experiencia limpia de publicidad. Geonick insiste en su idea de autofinanciarse a través de este modelo de negocio y no tener que vender los datos de los usuarios o recurrir a la “molesta e invasiva publicidad” para mantener los servicios.

La aplicación empieza a funcionar este verano en versión ‘beta’ y las 5.000 primeras personas en registrarse podrán disfrutar de todos los servicios de forma gratuita durante un año. En una primera etapa, los servicios de geolocalización estarán activos sólo en España, pero el plan de negocio de la empresa contempla poder abrirse en breve a otros países. Por su parte, los creadores de Geonick también han pensado en la oportunidad de ofrecer su red social en tres idiomas, castellano, catalán e inglés.