La relevancia de los últimos casos de robo de datos, como la violación de seguridad en LinkedIn que dejó al descubierto las contraseñas de millones de usuarios, ha subrayado las dificultades que tienen los gigantes de la red y los reguladores para proteger los datos de los consumidores.

Algunos de los mayores actores en el mundo de la tecnología, entre ellos Google, han trasladado sus sedes europeas o internacionales a Irlanda en los últimos años, ya que favorece los negocios. La oficina de Facebook en Irlanda, con unos 400 empleados, se ocupa de todos los usuarios fuera de Estados Unidos y Canadá. El grupo tiene más de 900 millones de usuarios, muchos de ellos fuera de Norteamérica.

Facebook, la mayor red social del mundo, acordó a finales de diciembre revisar la protección de la privacidad para los usuarios de fuera de Norteamérica después de que el regulador irlandés dijera que sus políticas eran demasiado complejas y les faltaba transparencia.

“Están reforzando sus funciones de privacidad en Irlanda trayendo a la gente con la que han tomado la delantera en Estados Unidos”, explicó a Reuters Gary Davies, subdirector de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, por sus siglas en inglés).

LinkedIn, una red social de profesionales y empleados con más de 160 millones de miembros, dijo que estaba reforzando su equipo de privacidad con la designación de un directivo clave en su sede de Dublín. Davies confirmó que su departamento está investigando los problemas de seguridad de LinkedIn.

El regulador irlandés visitará las oficinas de Facebook el 10 de julio para reevaluarlas y publicará un informe en septiembre u octubre, dijo Davies. Facebook, cuyas acciones han caído desde su reciente salida a Bolsa, ha dicho estar de acuerdo con una revisión de sus avances en la materia.

“Facebook ha colaborado con el DPC en todo el proceso de revisión y esperamos terminarlo por completo en las próximas semanas”, dijo un portavoz de Facebook, declinando hacer comentarios sobre la ampliación de su equipo de privacidad.