No permitas que te timen cuando compres a través de anuncios en Internet

La compra-venta de objetos de segunda mano es una práctica fuertemente arraigada en algunos países, en España sufrió un fuerte descenso en los tiempos de bonanza económica, sin embargo, con la crisis el proceso se ha invertido y cada vez son más las personas que recurren a ella.

Este hecho junto a la creciente tendencia a comprar a través de la red han dado lugar a la proliferación de toda clase de páginas de anuncios, portales y aplicaciones que tienen como fin la compra-venta de objetos usados.

Es indiscutible que esta forma de adquirir bienes tiene grandes ventajas, tales como tener acceso a una cantidad innumerable de artículos sin movernos de nuestro sillón o ahorrarnos un dinerillo, pero lo que tampoco se puede discutir es que, como con todo en esta vida, es aconsejable tomar ciertas precauciones.

Así pues, es importante que antes de efectuar tu compra tomes las siguientes medidas:

  1. Si el sitio Web donde vas a realizar la compra te resulta sospechoso busca información sobre el mismo en la Red.
    Probablemente encontrarás comentarios y opiniones de otros internautas que hayan comprado en él anteriormente.
  2. Desconfía de los portales de anuncios sin aviso legal, condiciones de compra y política de privacidad.
    Es lo mínimo que deben tener estos sitios webs.
  3. Siempre debes leer la política de privacidad y los términos y condiciones de compra.
    Sabemos que lo odias pero es la única forma de conocer lo que realmente estas pactando y de evitar desagradables sorpresas. Además, cada vez es más común que en ellos se coloquen discretamente las casillas que te permiten negarte a que te envíen publicidad y te llamen por teléfono con tales fines. 
  4. Durante el proceso de pago presta atención a los avisos de seguridad de tu navegador.
    Signos como el candando en la barra de dirección o “https” señalan que el proceso es aparentemente seguro.

Para terminar, con respecto a los anuncios de venta, nos hacemos eco de los consejos de la Oficina de Seguridad del Internauta, y te recomendamos que rechaces aquellos en los que se de alguna de las siguientes circunstancias:

  1. Exigen el dinero por adelantado y no hay garantías reales de recibir el artículo.
  2. Si es demasiado bueno para ser verdad probablemente no lo sea. Siempre hay que desconfiar de los precios excesivamente bajos.
  3. Las fotos que se muestran en el anuncio pueden encontrarse fácilmente en Internet o tienen marcas de aguas.
  4. El anuncio está escrito en un extraño español o parece una traducción automática.
  5. El vendedor no se identifica o lo hace de forma deficiente.
  6. El vendedor dice estar en el extranjero y expone la necesidad de pagar a un intermediario para que podamos ver el producto.
  7. El método de pago es inusual o a través de empresas de envío instantáneo de dinero.
  8. El mensaje que nos envía el vendedor parece una plantilla y no responde a las preguntas que previamente hayas planteado.