WhatsApp, con más de 600 millones de usuarios, se convierte la nueva vía de estafa para los ciberdelincuentes.

Todos sabemos que una de las aplicaciones de mensajería instantánea más conocida en la actualidad es WhatsApp, suponiendo esta aplicación  una ventaja para aquellos que la tengan instalada y que están en constante comunicación con sus contactos. Sin embargo, no solo es ventajosa para estos, sino tambíen para estafadores, ciberdelincuentes y aquellos que se hacen valer de estas aplicaciones para llevar a cabo fraudes a través de las descargas automáticas de softwares maliciosos.

Ante la oleada de estafas que han venido sufriendo los usuarios de esta aplicación, ha sido Panda Security la que ha recopilado las seis estafas o fraudes mas comunes, dando además una serie de recomendaciones al respecto.

La primera de ellas es la Falsa invitación a las llamadas de voz. Esta nueva función no siemrpe ha estado disponible de forma automática, sino que el usuario  tenía que recibir una llamada de algún contacto con la función activada para poder empezar a hace uso de ellas. Aprovechando esta condición, los ciberdelincuentes distribuyeron un malware a través de una falsa invitación a estas llamadas de voz, la cual contenía un enlace que, en realidad, descargaba de forma automática software malicioso.

Actualmente, las llamadas de voz de WhatsApp están disponibles de forma automática en Android y en Blackberry, por lo que se recomienda a los usuarios de otros sistemas operativos que tengan cuidado a la hora de descargarse una aplicación de este tipo.

La segunda de estas estafas se realiza por vía navegador, es decir, “WhatsApp web”, con el fin descargar la aplicación en los ordenadores para poder utilizarla a través de él. Estas páginas web piden el número de teléfono de los usuarios para suscribirlos a servicios premium de descargas por los que cobran tarifas especiales. También hacen que los usuarios se descarguen una aplicación en sus ordenadores que, en realidad, es un troyano que permite a los ciberdelincuentes obtener información confidencial.

Para evitar este tipo de fraude hay que tener en cuenta que la única versión de WhatsApp para navegador es gratuita y que para utilizarla no se necesita instalar nada en el ordenador.

El Doble check azul. Antes de que el servicio de mensajería instantánea permitiera desactivar esta función, en diferentes redes sociales se anunciaron servicios fraudulentos para acabar con el color azul del doble check, y es que cuando un usuario se suscribía a uno de estos servicios, en realidad lo estaba haciendo a un servicio de SMS premium con una tarificación especial.

Para desactivar el doble check azul no hace falta acudir a aplicaciones externas,  ya que se puede hacer desde la propia aplicación, con la excepción del sistema IOS de Iphone, para el cual todavía no está disponible.

Otra de las estafas más comunes es WhatsApp Oro. Los ciberdelincuentes invitan a los usuarios de WhatsApp a hacer click en un enlace para actualizar su app a WhatsApp Oro, con supuestas nuevas y exclusivas características. En realidad, el enlace lleva a una web donde el usuario deberá dar su número de teléfono y a continuación y de forma automática, el usuario queda suscrito a un servicio de envío de mensajes de texto por lo que cada SMS recibido cuesta 1,45 euros, hasta un máximo de 36,25 euros mensuales.

El falso contestador. Esta estafa se inicia con un correo electrónico que recibe el usuario, en el que se le notifica que tiene un mensaje de voz en el inexistente contestador de WhatsApp y, al darle al Play, no se reproduce un mensaje, sino que se descarga un software malicioso con el que los estafadores podrán acceder al dispositivo móvil.

Recuerda que por el momento, este servicio de contestador no existe en la aplicación de WhatsApp.

Finalmente, para los más curiosos, cuidado con Espía de WhatsApp, ya que se ofrece un servicio con el que cualquiera podría llegar a leer conversaciones ajenas, cuando en realidad  es una forma más de instalar malware en los dispositivos de los usuarios.

Por último, y dejando a un lado las estafas y fraudes, la última noticia que hemos recibido por parte de whatsApp es la disponibilidad de su nueva versión 2.12.34.

En esta nueva versión no existen nuevas funcionalidades, pero sí un cambio de diseño de la aplicación para los dispositivos Android. En la misma se incorporan los criterios del Material Design, la nueva línea gráfica que lanzó Google junto con su último sistema operativo, Android Lollipop 5.0. De momento, esta actualización está disponible solo vía web.

Para disfrutar de la actualización 2.12.34 puedes pinchar aquí para descargar el paquete para Android o .apk. Hay que tener en cuenta que los  dispositivos móviles suelen estar protegidos, por lo que habrá que hacer ajustes en el sistema para permitir su instalación. En breve, está previsto que llegue a la Google Play Store, donde se podrá descargar e instalar cómodamente.

 Si sigues teniendo dudas respecto a esta App, siempre puedes visitar la página web oficial de la misma pinchando aquí.

 
Otros artículos de interés:
Apple Pay, el nuevo sistema de pago móvil para los usuarios de Iphone
Twitter recopila información de sus usuarios