En el último trienio el número de entidades con cámaras de videovigilancia se ha duplicado

Si tienes una sensación creciente de estar siendo vigilado, no te preocupes, no estas sufriendo un ataque paranoide, ya que, ciertamente, las cámaras de videovigilancia se han multiplicado en los últimos tres años.

Con el fin de garantizar su seguridad, el número de entidades públicas y privadas que cuentan con estos dispositivos ha aumentado en un 65%. En este sentido,  en su tierra, “El Día de Valladolid.com” cifra en un 110% en términos absolutos,  destacando cómo han crecido las administraciones con este tipo de sistemas (un 140%), mucho más que las empresas (un 63%).

También informa de que el 25% de los negocios con cámaras de seguridad es un comercio que busca evitar robos en sus tiendas. Otro diez por ciento son bares y restaurantes. Por otra parte, están las comunidades de vecinos, un sector que, cada vez más, confía en la videovigilancia para tratar de velar por la seguridad de zonas comunes, portales y garajes.

Pero no debemos olvidar que la legislación vigente establece distintos requisitos para la instalación y uso de cámaras de vigilancia, pudiendo la inobservancia de los mismos suponer sanciones que harían palidecer a cualquiera. Y es que, debemos tener presente que las imágenes que se recaban son consideradas datos de carácter personal por lo que entran en el ámbito de la LOPD  con todas las consecuencias que ello conlleva.