En los últimos años se ha hablado mucho de Big Data pero aún hay muchas dudas sobre lo que és, su aplicación, para qué puede servir o cómo ayudaría a mejorar los sistemas actuales de las empresas.

Comencemos por ¿Qué es el Big Data? Es el termino que se emplea hoy para describir un conjunto de procesos, tecnologías y modelos de negocios que están basados datos en capturar el valor que los propias datos encierran. Debido al volumén tan extenso y complejo de los datos resulta difícil de procesar utilizando los sistemas tradicionales de procesamiento.

El reto del Big Data consiste en capturar, almacenar, buscar, compartir, y poner en valor datos que hasta fecha son infrautilizados o inaccesibles por el sistema tradicional.

Características del Big Data,  son tres que se caracterízan por las tres “V”

1. Volumen de los datos almacenados en los dépositos de las empresas.  Por ejemplo Google procesa 20 petabytes.

2. Variedad de los datos ha explotado pasando de ser datos almacenados y estructurados, guardados en bancos de datos empresariales, a ser desestructurados, semiestructurados, audio, video, XML, etc.

3. Velocidad del movimiento, proceso y captura de datos dentro y fuera de la empresa ha aumentado significativamente.

El camino hacia la productividad

En Estados Unidos la tecnología del Big Data está transformando sectores claves para la economía, muchos expertos en la materia opinan que esta tecnología se deberá tomar en cuenta para crecer como país.

Por ejemplo, solo en los Estados Unidos, al aplicar este tipo de gestión de datos, la reducción en coste de servicios gubernamentales y del sector salud rondaría entre los 135 y 285 millardos de dólares. Aunque aclaran que esto no ingresa directamente a las cifras del producto interno bruto (PIB) del país, sí que ayuda a relajar la deuda pública.

Uno de los aspectos interesantes del Big Data es que las empresas ya almacenan este tipo de datos claves sólo que aún no se les ha dado la interpretación adecuada. «No es el volumen de datos o su naturaleza lo que importa, sino su valor potencial, que sólo tecnologías de última generación de Big Data pueden explotar».

Pero no sólo se han hecho cálculos de cómo beneficiaría el Big Data a Estados Unidos, sino que los cálculos de podría extrapolar a España. Por ejemplo, en el año 2020 la aplicación de esta tecnología podría incrementar el PIB español en un 1%.

Con la misma metodología de extrapolar estimaciones para el año 2020 hechas en Estados Unidos para los próximos sietes años, la reducción de deuda externa en cada país podría ser muy considerable. En España la deuda externa es de 1,7 Billones de Euros. El Big Data puede llegar a reducir la deuda viva española hasta en un 4.1% en los próximos cinco años.

Los sectores que están liderando las inversiones en las tecnologías relacionadas con big data son el de los medios de comunicación, la banca y los servicios. En este sentido, el 39% de las organizaciones del sector media aseveran haber invertido ya en big data, seguidas de un 34% de empresas de banca que lo han hecho y un 32% de firmas de servicios.